Sin categoría

Consejos alimenticios para el aislamiento

 

. Elegí alimentos no perecederos con vida útil amplia. Para el grupo de harinas, optá por las versiones integrales o con agregado de vegetales como arroz o fideos (de espinaca o tirabuzones de vegetales).
• Comprá harina integral para realizar pizzas, panes o galletas integrales. La avena es otro ingrediente saludable.
• Las frutas siguen estando dentro de las opciones diarias y ahora tenés más tiempo para lavar, pelar y cortar cada una. Podés realizar una ensalada: llenás un pote con fruta ya cortada como opción para picoteo por aburrimiento, postre o snack de colación.
• Comprá leche en polvo descremada o larga vida. Podés comprar yogures, siempre controlando la cadena de frío y fecha de vencimiento.
• Elegí quesos en su versión light: podés comprar en cantidad e ir freezando en trozos con bolsitas aptas.
• Ojo con los alimentos congelados: recordemos que muchos utilizan conservantes y agregados, como sal o azúcar, para mantenerlos en el tiempo. Optá por cocinar y freezar.
• Enlatados: si vas a comprarlos, optá por arvejas, atún al natural, palmitos, ananá, duraznos y peras. Si encontrás la versión light, ideal.
• Carnes: ya sea pollo, rojas, pescado o cerdo. También podés separarlas y congelarlas.
• Vegetales: completá tu tiempo cocinando en grandes cantidades. Se consumen crudos o cocidos al horno, a la plancha o al vapor. También podés ir congelando, así variás el menú y no se vuelve monótona tu ingesta con este grupo de alimentos tan fundamentales.
• Comprá huevos: junto con los vegetales podés cocinar tortillas, soufflés y budines súpersanos.
• Comida dulce. Si vas a comprar productos de pastelería o algún snack con alto contenido de sodio, tenés que controlarte. Si sabés que si lo tenés, lo comés sin poder contenerte, estás en peligro. Evitá comprar. Si podés comer moderado, adelante.

No nos olvidemos de la actividad física!
Tres veces por semana, 40 o 50 minutos!
Ya sabés: ¡Quedate en casa, cuidando tu salud y la del resto!

Sin categoría

Guía básica para afrontar la pandemia de corona virus, desde el punto de vista psicológico. (extracto/ Facultad de Psicología U.B.A.)

La situación vinculada con la pandemia es un estresor que puede incidir en nuestra calidad de vida.

Algunas de las emociones que podemos estar sintiendo ante esta situación son: miedo, frustración, enojo, ambivalencia, desorganización, aburrimiento, tristeza, sentimiento de soledad, sensación de encierro y ansiedad.

Es importante intentar mantener una rutina, establecer una serie de actividades para realizar durante el día y separar un espacio del mismo para el esparcimiento.

RECOMENDACIONES:

  • Mantener los horarios del sueño.
  • No sobreexponerse a noticias y consultar solamente fuentes confiables (organismos oficiales, instituciones prestigiosas) y en momentos del día establecidos (por ejemplo, al mediodía o a la tarde, y no tanto al despertar o antes de dormir).
  • Aunque no vaya a salir de su casa, quitarse el pijama o la ropa de dormir para evitar la sensación de discontinuidad y poder organizar los ciclos del día.
  • Proponerse aprender algo nuevo a través de tutoriales o cursos online, hay muchos gratuitos y de calidad.
  • Hacer una rutina de ejercicios físicos periódica en casa, siempre tomando en cuenta que es una situación especial.
  • Continuar accediendo a la naturaleza y a la luz solar siempre que sea posible.
  • Alimentarse bien y mantenerse hidratado.
  • Mantener sus redes sociales de contención emocional con sus familiares, amigos y personas de confianza a través de medios digitales.
  • Limitar los grupos de chats que difunden noticias, muchas de ellas falsas o erróneas.
  • Ser considerado con uno mismo, con sus estados emocionales, teniendo presente que los cambios de rutina tan abruptos, la incertidumbre y la amenaza de la pandemia afecta nuestro estado emocional por más saludables que seamos. Considerar que esto mismo le ocurre a los demás, por lo tanto, intentar ejercitar la tolerancia con nosotros mismos y con los demás.
  • Las personas somos seres rutinarios, sociales y valoramos la previsibilidad. Tengamos presente que la pandemia en pocas semanas alteró todo esto.
  • El cambio implica desarrollar conductas flexibles y adaptativas a esta situación con la finalidad de afrontarla positivamente.
  • Si se tienen hijos o menores cercanos, es importante hablar con ellos. Converse sobre la información oficial sobre el coronavirus en un lenguaje adecuado a la edad y de manera honesta. Recuerde que la familia y los afectos observan nuestras emociones y comportamientos.
  • Los niños tanto como los adultos requieren mantener espacios de juego y divertimento que promuevan emociones positivas.
  • Si vive en espacios reducidos y en familia no los sobreexija con tareas. Tenga presente que respectar la cuarentena es ya un esfuerzo en sí mismo y como tal es valioso.
  • Buscar ayuda adicional. Si se siente muy nervioso, triste, ansioso o que la situación afecta alguna esfera de su vida, busque un profesional de la salud mental. Siempre con la finalidad de encontrar modos constructivos de manejar la adversidad.corona virus recomendaciones psicol+ogicas